Dieta disociada

¿Qué es una dieta disociada?

Cuando hablamos de dieta disociada, nos referimos a aquellos regímenes que se fundamentan en la separación de alimentos dentro de una misma comida, teniendo en cuenta sus componentes principales. Dependiendo de la dieta disociada que llevemos a cabo, hablamos de unos elementos u otros, pero, en general se trata de evitar la mezcla de proteínas y grasas, con hidratos de carbono. Otro de los pilares de esta dieta es el reparto de los alimentos ingeridos diariamente en seis comidas sin tener en cuenta, al contrario de como ocurre en otros regímenes de adelgazamiento, la cantidad ingerida de cada uno.

Esta dieta tiene su base en la creencia de algunos especialistas de que cada uno de los anteriores grupos de alimentos requiere un ph diferente en el estómago para su digestión correcta, así como para la asimilación adecuada de los nutrientes. Por eso, al no terminar de digerir algunos alimentos, minimizamos su valor nutritivo. Asimismo, las malas combinaciones de determinados nutrientes atascan los intestinos y provocan acidez.

Ejemplo de dieta disociada:

 Desayuno: infusiones, té, café o zumo. Pan con miel o mermelada, frutos secos siempre en poca cantidad.

Media mañana: fruta, se recomienda no mezclar frutas ácidas y dulces. Almuerzo: ensalada, verduras cocinadas al gusto sin excederse en la cantidad de grasa o caldo de verduras, y una fuente de hidratos de los alimentos citados. Podemos mezclar las verduras con arroz, pasta…

Merienda: es posible variar, sin mezclar, entre una pieza de fruta, un yogur, un par de galletas, un poco de embutido o queso, acompañado de té, café o infusión.

Media tarde: las mismas opciones que en la merienda, teniendo en cuenta el tipo de alimento ingerido en la merienda para NO variarlo ahora. Si tomamos un alimento proteico en la merienda lo tomaremos también a media tarde y lo mismo con los hidratos.

 Cena: de primero se puede consumir, al igual que en la comida, sopa o caldo de verduras o las mismas verduras cocinadas de manera ligera. Pero de segundo optaremos por una fuente de proteínas a elegir. De postre es recomendable evitar la fruta ya que no se digiere bien si la tomamos al final de la comida. Es preferible tomar yogur, frutos secos o una infusión digestiva. No es una dieta demasiado adecuada para los vegetarianos estrictos ya que, al no combinar legumbres con cereales se hace difícil encontrar una buena fuente de proteínas

Fuentes: www.cocinayhogar.com, www.buscalogratis.com

Si a algunos de vosotros os interesa esta dieta en particular u otras comentádmelo y os añadiré más información sobre la dieta o las dietas en cuestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s